You are hereEncontrar trabajo - Cómo buscar trabajo en Alemania

Encontrar trabajo - Cómo buscar trabajo en Alemania


Los ciudadanos comunitarios pueden buscar empleo de manera libre en Alemania. No requieren de permisos de trabajo y permanencia durante los primeros meses, pero pasado este período es necesario contar con una constancia de residencia. Para conseguir un buen puesto es necesario, en la mayoría de los casos, conocer muy bien el idioma.
Para publicar las ofertas de trabajo, las empresas alemanas suelen usar los periódicos regionales y nacionales, pero además, hay prensa especializada, llamada “Die Zeit”, donde cada jueves aparecen muchas búsquedas de profesionales titulados. En las ediciones de los fines de semana de “Die Welt”, “Suddeutsche Zeitung” y “Frankfurter Allgemeine” se publican avisos laborales.
Los licenciados en economía, que estén buscando trabajo deben revisar el suplemento “Karriere” del periódico “Handelsblatt”, todos los viernes y sábados. Para los ingenieros, es recomendado el “VDI Nachrichten”.
Si ya se sabe en qué ciudad se desea vivir, se pueden realizar búsquedas en la prensa local o regional. Además, en este tipo de publicaciones también se ofrecen puestos de todo tipo, a diferencia de los medios nacionales que es usado por las empresas que buscan personal calificado, directivos, universitarios y profesionales.
Por su parte, hay muchas agencias privadas de selección de personal en las ciudades más importantes, llamadas Vermittlungsagenturen, avaladas por el Instituto Federal para el empleo y que tratan la mayoría de los sectores o rubros. Allí no se debe pagar por buscar empleo, salvo si se desea asesoramientos puntuales.
Otra opción es trabajar de manera temporal en empresas, por un período corto. Este sistema se llama Zeitarbeitsunternehmen y si se prestan servicios por menos de tres meses no es necesario solicitar una constancia de residencia.
Si se tienen contactos personales, ya sean residentes o extranjeros (que vivan en el país hace un tiempo) se pueden utilizar a favor, porque se puede necesitar de referencias.
Es muy beneficioso además hacer una presentación espontánea para diversos puestos, esto quiere decir, dirigirse a una empresa y ofrecer un currículo. En las bibliotecas más importantes están las guías con los datos de las firmas de renombre de cada ciudad. Se puede buscar información sobre ello también en el Instituto Federal de Comercio Exterior y hasta en las ferias nacionales, donde muchas compañías exponen sus servicios por rubro o sector.
La solicitud de empleo debe ser muy formal, como la mayoría de los trámites en Alemania, y no se debe escatimar en contar con una tarjeta de presentación personal con los datos de contacto. La documentación necesaria para solicitar un empleo en este país puede llegar a ser muy extensa, por lo que se recomienda consultar antes de dirigirse a la empresa.
Muchas de ellas también ofrecen la posibilidad de enviar la solicitud desde internet, en la web oficial. Se debe tener en cuenta que pueden requerir las mismas informaciones por correo, la cuál deberá ser escrita en el ordenador y enviarla en una carpeta de plástico o cartulina con todos los certificados solicitados. Se debe adjuntar una carta de presentación, la cuál estará en primer lugar. En ella se deberá especificar cuál es puesto al que se aspira, los conocimientos que se tiene sobre la empresa y su estructura, los motivos por los que debe ser contratado y la fecha en la que puede comenzar a trabajar.
Se recomienda ser sinceros y decir la verdad en cuánto a la formación, ya que la selección suele ser  puntilosa. Si no se es contratado, devuelven la documentación e informan los motivos.
Alemania es un país muy regulado y hay que respetar las formas si se desea conseguir un buen puesto.