CULTURA EMPRESARIAL, Y NORMATIVA LABORAL DE TRABAJAR EN INGLATERRA

El horario laboral en Inglaterra es muy distinto a lo que ocurre en España. Lo usual es tener media hora o una hora completa para comer un “lunch” y luego continuar trabajando hasta las 5 o 5,30 de la tarde, horario máximo en que se extiende la jornada laboral en una oficina.

img10img11

Además, es común que a esa hora también cierren los comercios y tiendas, a excepción de algunas grandes cadenas que tienen su cierre a las 6 y media de la tarde. Esto se debe a que a las 7 de la tarde (o 7 y media a más tardar) todos están cenando en sus casas, ya que se acuestan más temprano.

Entonces, usualmente la jornada laboral oscila entre las 6 y las 10 horas, dependiendo del rubro. Muchas empresas se rigen por la cantidad de horas semanales que debe prestar servicio un empleado. La mayoría de los trabajadores tienen dos días libres (sábado y domingo si el puesto es en una oficina, por ejemplo). Sin embargo, los que trabajan en el rubro de hotelería, restaurantes y turismo tienen sus días de descanso entre la semana, teniendo que trabajar los sábados y domingos sin excpeción.

El sistema impositivo que utilizan se rige por varias situaciones y escalas de edad, de rango, de puesto, de cantidad de horas trabajadas, de horas extras, etc. Aproximadamente un joven de hasta 21 años puede ganar 4 libras la hora (alrededor de 6 euros) y los adultos pueden doblar, triplicar o multiplicar por varias cifras ese monto, dependiendo de su puesto, claro está.

Los sueldos suelen cobrarse al finalizar el mes, pero hay casos en los que se paga por semana. Si tienes que trabajar en las fiestas, deberás recibir un bono extra.

Con respecto al contrato de trabajo, la edad mínima para empezar en un empleo es a los 18 años. Según el sitio donde consigas empleo y la magnitud de la empresa, puede ser verbal, tácito o escrito. En el primer caso se encuentran pequeños comercios, emprendimientos familiares o trabajos temporales, por ejemplo. En el segundo, medianas empresas o tiendas, empleos con sistema de pagos diferenciales (horas extras, propinas, etc) y en el tercero, grandes empresas y cadenas.

La jornada laboral máxima es de 48 horas para la mayoría de los empleos y eso también debe estar registrado en el contrato, que además de contar con el nombre del empleado y del empleador, tendrá que detallarse: la fecha del contrato, el salario y el modo de pago, el puesto, la jornada laboral, los adelantos y los premios (si los hubiere), el período de vacaciones, los subsidios por enfermedad o accidentes y los descuentos para seguridad social y de salud.

Además, es importante saber que el período de preaviso para la finalización de un contrato generalmente es de una semana (si se ha trabajado entre un mes y dos años) o bien una semana por cada año completo de servicio si pasas los dos años, hasta un máximo de 12 años, es decir, que el mínimo es tres semanas y el máximo, doce.

Existen dos tipos de despido en Inglaterra:

  • Fair Dismissal (procedente): cuando el empleador justifica el motivo de despido, por ejemplo: por falta de capacidad, faltas en la conducta, problemas económicos, etc.
  • Unfair Dismissal (improcedente): al contrario que el anterior, el empleador no puede justificar el motivo de despido.

En Inglaterra pueden no ser muy estrictos con los contratos y las normas, según el sector, el tipo de empresa y la localización. Es recomendable consultar las leyes vigentes para no tener inconvenientes.